miércoles, 24 de septiembre de 2008

Estonia, Letonia y Lituania

Los tres países bálticos (Estonia, Letonia y Lituania) sólo tienen en común el mar y el ámbar. Cuenta la leyenda que la diosa de los océanos se enamoró de un pescador, y para castigarla, el dios del trueno destrozó su palacio, dando así origen a este elemento, que llega hasta a ser cansino.
Al margen, los tres países sólo comparten muchos bosques, cerveza más o menos barata y un transporte público pésimo. En Estonia, la gente es muy desconfiada. En Letonia hay agua y flores por todas partes. Y Lituania vive para y por el baloncesto.
Sólo este país cumplió nuestras expectativas en cuanto a los precios. Estonia, sobre todo en lo más turístico, es cara. Letonia es algo pasable. Así que ahí va un consejo: si quieres comprar regalos o incluso comida, hazlo en la tierra de Sabonis.
Diga lo que diga la guía de viajes, Tallín, capital estona, es una ciudad museo, como un parque temático de la edad media. Riga, en Letonia, quiere ser comospolita, y parece que lo va a conseguir. Vilna, de Lituania, es la más pobre y desconocida. Quien me dijo que era la Ciudad de las Cien Iglesias no iba desencaminado.

En el blog Nacido para viajar he incluido descripciones o fotos de algunas de estas ciudades, como Tallín, Riga, Vilna, Trakai, Sigulda y Haapsalu.

Ver mapa más grande

2 comentarios:

vero dijo...

Gracias x darte una vuelta x mi blog,tienes unas imagenes hermosas de lugares bellísimos(a pesar de tus comentarios, ja!)Salu2 desde Argentina!

Dikaios dijo...

Gracias Vero.
Igual me he expresado mal; si los tres países me encantaron, son muy recomendables. De no ser así, no hablaría de ellos, al menos no así, en este blog y en el otro.
Creo que a veces me puede mi espíritu crítico, jeje.