lunes, 26 de junio de 2017

Nuestros Artistas: Félix Villamor

Termino de publicar la serie de reportajes sobre artistas toledanos que realicé en 2000 en Localia Toledo.
Lo hacemos con un admirable escultor, como es Félix Villamor, que nos abrió las puertas de su casa para hablarnos de su vida y su obra:

miércoles, 21 de junio de 2017

Laberinto Tennen - David Luna

Si hace tiempo que no recomiendo lecturas, no es por falta de ellas, sino de él. Tengo varias a medias, pero he de confesar que desde que algo después que el propio David Luna su Laberinto Tennen como premio literario, he dejado todo lo demás colgado.
Basta como carta de presentación le he comunicado que espero con avidez la secuela, pero sobre todo la precuela, una aventura que me parecería muy interesante, por las pinceladas ya trazadas y que puede ayudar a comprender mejor este laberinto.
Porque una cosa que me ha gustado de esta historia clásica del bien contra el oscuro mal es que te deja campo a que tú mismo busques explicaciones y motivaciones de la trama de fondo; y que quizás, a falta de mayores concreciones, llegues a pensar que el malo en realidad tiene motivos para hacer lo que hace, y que es el bueno incomprendido, por ejemplo, o que te imagines que hay más intereses de los que aparenta haber. Es como con aquellas teorías que decían que en realidad Darth Vader lo tenía todo pensado para que la República venciera. A ver qué sorpresas deparan los siguientes libros, si es que la saga continúa.
Saco a colación Star Wars porque en ocasiones el inicio del libro me ha recordado a la saga galáctica, sobre todo, a los episodios I y II: un joven muy poderoso pero quizás demasiado mayor, al que van a buscar un monje, en este caso un tennen, y su discípulo... guerra, enemigos en la sombra y una extraña religión, la tennen, que David Luna, sin un equipo de guionistas detrás,ha hecho más creíble y comprensible que la jedi. Tiene mucho más: un ritmo endiablado que no te deja parar de leer, una buena historia clásica, acción y cabos sueltos.
Mientras tanto, David sigue ganando concursos y, lo más importante, escribiendo. Estoy deseando que salga su próximo volumen, el vencedor del prestigioso concurso de la UPC, Éxodo.

miércoles, 14 de junio de 2017

Luces, sombras y anécdotas de una declaración de Hacienda

Acabo de llegar de hacer la declaración de Hacienda y, voy a comenzar por lo positivo: he acabado gratamente sorprendido del buen tono del empleado de la Agencia Tributaria que me ha hecho las gestiones. Incluso, me ha recomendado que, si vuelvo a hacer el Camino de Santiago o entro a la Catedral de Toledo, coja los CIF y justificantes para la siguiente declaración, porque eso desgrava.
La verdad es que durante los últimos años he tenido anécdotas de todo tipo en las declaraciones. Siempre cojo cita previa para que me hagan la declaración en la propia Agencia, y me ha pasado de todo.
Todavía no llego a entender cómo es posible que, teniendo calculadoras, algunos empleados hagan las cuentas a mano. Hace unos años, tuve que corregir en dos ocasiones a uno, porque estaba haciendo las cuentas mal. Y le pedí que, por favor, utilizara la calculadora. Increíble.
¿El año pasado? Hacienda me hizo una paralela. ¿Razón? porque la empleada, muy agradable también, por cierto, me sumó la subsidiación de intereses a la hipoteca dos veces. Menos mal que fue fácilmente solventable, aunque tuve que volver de las vacaciones. Después alguien me contó que el pasado año metieron a mucha gente nueva a hacer las declaraciones, y que hubo muchos fallos.
Pues este año ha tenido que pasar algo parecido. Porque a la hora de pedir cita telefónicamente, me daban para la próxima semana, y a la otra punta de la ciudad. En vista de que el chico no me había preguntado dónde la quería y que me venía fatal tanto el día, como el lugar, le pregunté si no había espacio en mi barrio. Él me respondió que sí, una semana antes incluso, pero que entonces tendría que anularme la cita que ya me había dado (sin que yo le dijera que sí). Evidentemente, así lo hicimos, con su consiguiente cabreo. Quizás se lo podría haber ahorrado si me preguntara.
Y aquí llegamos a esta mañana. Todavía estoy esperando los "buenos días" de la persona que da el número. Habitualmente, tú das tu DNI y te dan un código para que te llamen. Aquí no. Aquí el señor, sin saludar, directamente me mandó sentar de malos modos, que ya me llamaría. Con mi nombre, ¿dónde queda la protección de datos? Además, las formas aquí no fueron mucho mejores. Él empieza a citar y yo me levanto y voy a que me diga la mesa. Va y me echa la bronca porque no he dicho "yo" o "presente". Mi única respuesta fue sonreír y agradecerle todo "muy amable". "No hay de qué" respondió más enfadado. Me pregunto si es que tenía un mal día o que ya me quería ya meter miedo, que "esto es Hacienda". Menos mal que el trabajador de dentro sí fue muy agradable.
Y me preguntaréis que, si he tenido experiencias tan "raritas" sigo yendo a que Hacienda me haga las declaraciones. Yo también me lo pregunto, de cara al próximo año, debería ver si en el banco me la hacen. Pero voy más allá. Antes Hacienda me mandaba borradores de mi declaración, y curiosamente, en ella me incluía todo lo que tenía que pagar, pero nada de lo que me desgravaba, ni hipotecas, ni aportaciones sociales, ni pensiones. Si resulta que tienen todos los datos, ¿por qué me hacen tener que pedir citas, aguantar impertinencias y equivocaciones? 

viernes, 21 de abril de 2017

Lo que piensan los amos

Ayer recibí de manos de la Asociación de Vecinos el Tajo el premio por su II Concurso de Microrrelatos. Os dejo aquí el relato ganador y algunas fotografías del acto.
Gracias a la Asociación de Vecinos, a Antonio Galán, Jesús Alhambra, a escritor David Luna, que me entregó el premio, y al Chino, por tocar el violín mientras leía el contrato. Y gracias especialmente a José Luis González por las fotos.
Ahí va el microrrelato:

-Esto se nos ha ido de las manos.
-Bueno, jefe, yo sólo hice lo que me mandaste, dando rienda suelta a mi creatividad, claro.
-Aquello no funcionó. Pensé que sería buena idea echarlos de mis tierras. Después llegó aquel asesinato del ganadero al agricultor… Parecía una buena señal, pero todo lo contrario; cada vez son más contestatarios y piensan por sí mismos. Y eso que les he mandado amenazas, desgracias, hasta las siete plagas de Egipto. ¡No respetan mi palabra, ni mis deseos!
-Inventemos algo, quizás las religiones, que se maten entre ellos por nimiedades y sean manipulables. Pero manda a tu hijo esta vez, que yo quiero unas vacaciones en el infierno.
-¡Cómo te pasas, Lucifer!



miércoles, 15 de marzo de 2017

Nuestros Artistas: Paco Rojas

Esta vez en Nuestros artistas, toca Paco Rojas, uno de mis pintores favoritos. Además, nos  muestra su casa del siglo XIV, que es digna de visitarse.
Nos cuenta sus proyectos de aquel año 2000, en el que hice los reportajes para Localia.
Está ripeado de VHS.
Espero que os guste.

domingo, 12 de marzo de 2017

Mis lecturas - febrero de 2017

- 1 de febrero. Libro: Sin noticias de Gurb. Eduardo Mendoza. 140 páginas. Tenía ganas de leer algo de Eduardo Mendoza, y me habían hablado muy bien de este libro. La verdad es que ni me gustó, ni me disgustó, ni fu ni fa. El propio Mendoza dice en el prólogo que no le gusta el género de ciencia ficción, y se nota. Es, evidentemente, una serie de artículos satíricos que, la verdad, me llegan a hacer gracia en ocasiones, pero tampoco es para tanto. Así que me acerco al Misterio de la Cripta Embrujada para leer algo más del autor.



- 8 de febrero. Cómic: Capitán Harlock Dimension Voyage #2. Leiji Matsumoto (Guión), Kôichi Shimahoshi (Dibujo, Tinta).  ISBN 9788467922820. 176 páginas. Le di una segunda oportunidad al cómic y, como el primer tomo, me tiene luces y sombras, momentos muy buenos y prometedores, y otros más rollo. Leeré el tercero, a ver qué tal. No es Ataque a los Titanes o Arslan, pero está entretenido.
- 12 de febrero. Cómic: Star Wars Darth Vader 16 al 21. Kieron Gillen (Guión), Salvador Larroca (Dibujo), Edgar Delgado (Color). 24 paginas cada uno. Creo que voy a esperar a comprarme los cómics oficiales de Star Wars a que salgan en tomo de tapa dura. Tenía, y tengo todavía alguno más, de Darth Vader. Como no los compro regularmente, los leo según voy leyendo huecos. El dibujo de Larroca, excepcional, y el guión está bastante currado también. Los personajes, una pasada. Aunque lo que más me gustó de estos cómic fue cuando Darth Vader visita en el número 17 un edificio que es totalmente igual a San Juan de los Reyes, en Toledo. Además, también sale un personaje clavadito clavadito a Constantino Romero. Ya he sacado un artículo sobre todo esto en La Tribuna de Toledo. Los homenajes y huevos de pascua del escritor valenciano siempre me han encantado, y ahora me pillan realmente cerca.


- 15 de febrero. Libro: El misterio de la cripta embrujada. Eduardo Mendoza. 178 páginas. Ahora sí; me ha encantado este libro de Mendoza. Es una novela negra muy bien escrita, con un misterio de verdad, que hasta me ha hecho reír. Vamos, todo positivo. Seguiré leyendo las aventuras de este loco y sus investigaciones. Lo que he tratado es de encontrar la peli, y no he sido capaz.

martes, 7 de marzo de 2017

Nuestros Artistas: José María Muro

Sigo ripeando algunas cosillas de los reportajes que hice para Localia Televisión Toledo. Aquí os dejo un reportaje de la serie Nuestros Artistas, que hice más o menos sobre el año 2000. Se trata de la obra y la vida del pintor José María Muro.

martes, 7 de febrero de 2017

Mis lecturas - enero de 2017


- 8 de enero. Cómic: Capitán Harlock Dimension Voyage #1. Leiji Matsumoto (Guión), Kôichi Shimahoshi (Dibujo, Tinta) ISBN: 9788467922813. 176 páginas. Capitán Harlock era una serie japo de las primeras en llegar a España. Esto es una especie de remake en cómic. Tiene cosas buenas y malas. El guión me ha sorprendido, y el dibujo no está mal. Demasiada pose heroica innecesaria. Le daré otra oportunidad al segundo tomo y ya veremos.

- 11 de enero. Cómic: La Bruja Escarlata. 100% Marvel #1 La senda de las brujas. James Robinson (Guión), Vanesa Del Rey (Dibujo, Tinta), Jordie Bellaire (Color), Marco Rudy (Dibujo, Tinta, Color), Chris Visions (Dibujo, Tinta, Color), Steve Dillon (Dibujo, Tinta), Frank Martin (Color), Javier Pulido (Dibujo, Tinta), Muntsa Vicente (Color), Marguerite Sauvage (Dibujo, Tinta, Color). ISBN: 9788490948057. 120 páginas. Realmente no esperaba demasiado y me ha gustado bastante. Tiene un dibujante por historia y una continuidad en cuanto a la historia. Es un cómic feminista. En el debe, acude demasiado a tópicos de las leyendas de cada país Bastante decente.

- 16 de enero. Cómic: Malicious Code #1. Masahiro Ikeno. ISBN: 9788416243327. 188 páginas. Toda una agradable sorpresa. El cómic ha llegado a mí por casualidad y me parece bastante original, dinámico y bien contado. A ver si pillo los tres siguientes.

- 17 de enero. Libro: Un asunto de honor (Cachito). Arturo Pérez Reverte. 122 páginas. A finales del siglo XIX y principios del XX teníamos en España como referente intelectual y literario a Unamuno. Hoy tenemos a Arturo Pérez Reverte, que tiene un buen número de seguidores como escritor, cuando no sabe escribir, y va dando lecciones de lo que hay que hacer. Mientras aquel apostaba por la regeneración, este apuesta por las machadas y el populismo de derechas. Y literariamente hay un abismo. Este libro es un ejemplo: ramplón, previsible, mal escrito y basado única y exclusivamente en topicazos. Tiene que pensar Pérez Reverte que no lo van a leer muchos camioneros, porque los pone a parir. Yo diría más, lo mejor del libro no es la historia absurda, sino la explicación final, escrita a modo de justicación, y en la que el autor no busca más que engordar el ego propio. Será por eso, que es lo mejor escrito de todo... y hasta lo más emocionante. Lo dicho, no volveré a leer a Pérez Reverte hasta acabar con toda la biblioteca Unamuno.

- 18 de enero. Cómic: La Heroica Leyenda de Arslan #1. Hiromu Arakawa (Dibujo), Yoshiki Tanaka (Guión). 192 páginas. Me recomendaron este cómic y realmente me parece increíble. Un gran guión, todo muy bien contado, buena historia y buenos personajes. Se trata de una historia medieval de batallas y tramas políticas que te deja con ganas de más.

- 19 de enero. Cómic: La Heroica Leyenda de Arslan #2. Hiromu Arakawa (Dibujo), Yoshiki Tanaka (Guión). 192 páginas. Si el primer tomo de la historia del príncipe Arslan y sus compañeros era bueno, el segundo gana muchos enteros. Espectacular. ¡Vaya guión!
- 20 de enero. Cómic: La Heroica Leyenda de Arslan #3. Hiromu Arakawa (Dibujo), Yoshiki Tanaka (Guión). 192 páginas. Se complica la trama. nuevos personajes y la cosa promete mucho. 

- 21 de enero. Cómic: La Heroica Leyenda de Arslan #4. Hiromu Arakawa (Dibujo), Yoshiki Tanaka (Guión). 192 páginas. He descubierto que han sacado una serie anime de Arslan. Habrá que ir viéndola. Aquí Tanaka sigue dando muestras de su maestría. Al parecer, todo viene de un libro. Intentaré buscarlo.

- 25 de enero. Cómic: Dēmokratía #1. Motoro Mase (Guión, Dibujo). 208 Páginas. La verdad es que me ha decepcionado bastante. La historia prometía, pero la narración me ha parecido demasiado lenta y previsible. No dudo de que al final sacarán serie y será famoso. Pero le falta algo.

miércoles, 13 de julio de 2016

Vader Derribado, digo desencadenado


Son muy listos estos de Disney. Que haya caído en sus manos una saga como Star Wars y un personaje como Darth Vader no me pareció al principio buena noticia. Pero tengo que reconocer que saben lo que quiere la gente y lo exprimen.
Hace tiempo que quería hablar de la saga Vader Derribado, a la que yo denominaría más bien Vader Desencadenado. Se trata del primer crossover de las sagas de Star Wars desde que Disney se se hizo con los derechos, y es toda una pequeña obra de arte, sin grandes pretensiones y sin una gran trascendencia, pero una pequeña joya.
Es ver a Vader desencadenado, ver al malo por excelencia masacrando a los pobre buenos y bobalicones rebeldes que, pobres, caen como moscas. Por fin vemos claramente por qué todo el mundo teme a Vader en la galaxia.
La historia en sí no es gran cosa: Vader se entera de dónde está Luck y va a por él. No le importa enfrentarse a una flota de X-Wings o a un planeta lleno de rebeldes. Es todo un señor oscuro dispuesto a derramar la sangre que haga falta. ¡Vaya catarsis!
Luego está el equipo creativo. Decir que Salvador Larroca es el más modesto ya es decir mucho. La verdad es que el dibujo es tremendo. La historia mezcla un poco las tramas de los dos cómic que se entremezclan y tiene consecuencias finales, aunque permitiendo que continúen tranquilamente por separado. Todo un lujo para leer.

jueves, 2 de junio de 2016

La decoración feminista del Corpus


Hace unos días, discutía con un concejal sobre la decoración del Corpus. A mí, personalmente, eso de los toldos sucios y remendados y las sillas más viejas, me parece hortera. Me parece muy feo. La decoración del Corpus me parece de lo más kirtch, personalmente no me gusta, lo siento.
Esta mañana me ha sorprendido esto, la decoración feminista del Corpus en la fachada del Ayuntamiento. Quien no lo sepa, la 'ye' (la antigua y griega) se utiliza como símbolo feminista. Además, el color en el que está en la fachada, también lo es.
Menos mal que Cañizares ya no es cardenal de Toledo, no sé lo que habría saltado.

El ojo de dios, David Luna

Conozco al autor, David Luna, de vista, del barrio, de jugar un par de veces al baloncesto en el instituto y verlo por la biblioteca regional. Y nada más. Me habían contado que escribía y que escribía bien y lo he podido comprobar tras leer este El ojo de dios. Ya, que el libro fuera por lo tanto de David, alguien del barrio, era un aliciente para leerlo. Más aún, comprobar que era una historia de ciencia ficción, que es lo que leo más habitualmente, y encima, finalista en un certamen literario, el Alberto Magno, al que se presentaron 128 obras de diversos países.
Así que me compré la pequeña novela y tengo que decir que me enganchó desde el principio, hasta el final. Lo hice en la feria del libro de Zocodover, y en apenas tres noches había terminado la lectura.
Se trata de una space opera clásica, con mucho misterio y suspense, el típico enfrentamiento entre buenos y malos y un halo que no se sabe muy bien de qué que flota en el agobiante planeta.
La historia cuenta las aventuras de Deill Nerv (un nombre como muy asimovniano), que es un auditor imperial en una extraña colonia, el planeta Dagoh, donde parece que nadie lo quiere. La historia va entrando desde la primera página, tirando del hilo de la curiosidad y da varios giros inesperados. En ocasiones, me recordaba a la película Blade Runner, la versión en la que está la voz en off, no me acuerdo cuál es; en otras, las situaciones me llevaban a Solaris.
En el debe, decir que no me gustó la visión de las mujeres de la historia, actores secundarios con roles demasiado machistas. Es algo muy del género, del space opera, que le da a la novela cierto aire de antigua.
Pero por lo demás, una historia cien por cien recomendable, muy bien estructurada para mantener la atención, qué coño, aumentarla, a lo largo de sus casi cien páginas.
Estaré atento a lo que siga sacando David.

martes, 31 de mayo de 2016

Pétalo a pétalo... Ángel González


Pétalo a pétalo, memorizó la rosa.

Pensó tanto en la rosa,
la aspiró tantas veces en su ensueño,
que cuando vio la rosa
verdadera
le dijo
desdeñoso,
volviéndole la espalda:

-mentirosa.

Ángel González

jueves, 19 de mayo de 2016

Neverwere, Neil Gaiman


Me da miedo, mucho miedo, de que acaben matando la gallina de los huevos de oro.
Me refiero a Neil Gaiman, por supuesto.
Sin embargo, al mismo tiempo, tengo que confesarme cómplice. Porque mientras que lo hacen, o no, yo estoy disfrutando como un enano. Con la relectura final del Sandman como idea de futuro, durante los últimos tiempos me he leído American God, la delicia de El Océano al Final del Camino, e incluso los dos libros de Interworld. En cuanto a cómic, me ha encantado el Misterios de un Asesinato, un cómic basado en una historia radiofónica de Gaiman, y mientras deshojo la margarita si sigo con Los Hijos de Anansi, he devorado el cómic de Neverwhere. Y tengo algún cómic más en cartera.
Decir que si el Misterios era una narración radiofónica, este Neverwhere es la adaptación de la serie que Gaiman hizo para la televisión. El año pasado (me enteré el otro día en la Feria del Libro de Toledo) sacó el libro, este año, al menos en España, han publicado el cómic, por ciento, más caro.
En realidad, al tebeo lo titulan Neverwhere de Neil Gaiman. Pero no está escrito por él, sino por Mike Carey, otro que está en todas partes, y dibujado por Glenn Fabry.

Se trata de una historia que transcurre en un Londres paralelo, escondido, lleno de magia, de una chica en apuros, una princesa perseguida, Puerta, y un antihéroe que la ayuda, Richard. Sí, es una historia de buenos y malos, pero made in Gaiman. Según iba leyendo el cómic, me daba la sensación a veces de que tendría que releerlo al final para pillarlo todo. Al final no lo hice, quizás porque estuve constantemente volviendo atrás y adelante. Porque en ocasiones cada frase o cada dibujo, desde los primeros, son importantes, y si no los recuerdas, te pierdes cosas.
Por lo demás, decir que me recordó muchísimo el mundo Sandman, pero sin Sandman, de personajes sorprendentes y una trama que se enrevesa y se resuelve perfectamente al final. Todo ello, eso sí, en escasas 250 páginas, que al final saben a poco.. Decir que incluso Puerta me recordó muchas veces a Muerte o a Delirio.
Ahora me he picado, y estoy viendo si encuentro la serie. De momento, creo que sólo está doblada a español latino.

domingo, 8 de mayo de 2016

Viaje a la Alcarria

La verdad es que ya me había leído el Viaje a la Alcarria, durante el instituto, y me había gustado. En realidad, entonces me gustó todo lo que leí del 98 en adelante. Y había repetido con Niebla o con La Lluvia Amarilla, y tenía ganas de hacerlo con este.
Decir que le estoy cogiendo el gusto a Cela. Además del Viaje a la Alcarria, me había leído el Café de Artistas, que también fue muy agradable. Del Cristo versus Arizona, sólo pude con treinta o cuarenta páginas, y me entraron ganas de matar a alguien. Pero tengo la intención de leer el libro entero algún día que me colme de paciencia. Después de este nuevo viaje, quiero acercarme a La Familia de Pascual Duarte o La Colmena, pero sin prisa, quizás para el otoño.
El caso es que guardaba tan buen recuerdo de este libro de viajes, que imité a Cela, allá por diciembre de 2006, desarrollando más o menos su recorrido con unos amigos, eso sí, en coche. De forma que, ahora que colaboro con el blog Pumuky Viajero en el programa de radio La Colmena (todo queda en casa), de RCM, se me ocurrió recuperar aquella experiencia en boca de mi pequeña marioneta.
Y comencé a releerme el Viaje a la Alcarria con toda la tranquilidad del mundo; haciendo que los pasos de Cela coincidieran con las publicaciones del otro Viajero, de Pumuky. Fue una lectura concienzuda, lectura y relectura en ocasiones, mientras recordaba mis propia estancia y me informaba de cada localidad en profundidad. A quien le interese, ya solo me quedan dos entrada para completar el viaje de Pumuky a la Alcarria, que son Recópolis y el primer capítulo, Guadalajara, que me lo salté al principio. En el camino IP he hecho nuevos amigos, y algunos me han ayudado a comprender mejor de lo que hablaba Cela. Podéis leerlo todo aquí
De la lectura en sí del Viaje a la Alcarria, decir que me ha vuelto a obnubilar. Creo que he entendido el libro mucho más que en la primera lectura, lo que hay delante y lo que hay detrás de las palabras. Decir que no me creo la mitad de las cosas que dice Cela, ni falta que hace. Me ha encantado la prosa poética del principio de la novela y los alegatos finales, todo lleno de metáforas.
El viaje de Cela no fue turismo, fue un viaje a recorrer España en unos kilómetros y decir lo que quería decir, todo muy bien expresado, quizás demasiado rápido y trastavillado, pero de maravilla. Lo dicho, quiero más Cela, pero ahora estoy con Gaiman al doplicado y mucho titán manga.

martes, 19 de abril de 2016

¿Conoces a Pumuky Viajero?


Conocimos a Pumuky Viajero en un mercadillo de Liubliana, más o menos por el ecuador de un interraíl. El lugar, a orillas del Ljubljanica, era uno de esos caleidoscopios de formas y colores, que tanto le gustaban captar a Eva. El caso es que Mária se dedicaba a inspeccionar por su cuenta, como la niña pequeña que es, cada vez que nosotros nos dábamos a la fotografía. Entre eso y que estaba buscando su regalo para su hermano y su cuñada, se dejó perder entre las artesanías
   Lo suyo fue amor a primera vista. Pumuky le miró con sus ojos redondos y le sacó su lengua en media sonrisa. El resto es historia.
   Eva y yo nos acercamos al puesto de la anciana, un mujer muy menuda. Los dos nos miramos y estuvimos tentados de hacer una foto a su rostro surcado de arrugas, su cabello gris recogido y su ropa de hace cien años. La mujer parecía salida de un cuento ruso sobre brujas. Pero Mária no tenía ojos para ella, sólo para un personaje pelirrojo y travieso, del que ya se había prendado.
   -Justo, ¿qué te parece para mi hermano y para Susana? -La pregunta iba con trampa, ella ya sabía que se lo iba a llevar.
   Eva, que estaba detrás mío, creo que haciendo la foto a la señora, dio un paso adelante entusiasmada. Sin duda que el pequeñín les volvía locas, y yo no tenía nada que decir. Eva no pudo resistirse a comprar también a Roque como regalo para Geles. Como Pumuky, Roque era otra marioneta de madera, en este caso, un cuervo negro de pico amarillo, que revoloteaba graciosamente colgando de su muelle.
   Llegamos a Liubliana de casualidad. No estaba previsto en el viaje. En realidad, llegamos por improvisación. 
   Estábamos en Venecia y a las chicas se les ocurrió la extraña idea de ir a pasar dos días a la capital de la recientemente independizada Eslovenia. Decir que a mí personalmente aquello no me entusiasmó en absoluto. Pero, como digo, fue una improvisación. Y en seguida calmaron mis dudas, comprando varias cervezas para la noche en el tren.
   Sería porque ya iba condicionado, pero Liubliana me pareció una bonita localidad de provincias, que de pronto se ve obligada a ejercer de capital. Tenía cierto encanto como ciudad pequeña, sin nada especialmente destacable. Lo mejor era que le faltaba, al menos entonces, cierto punto cosmopolita.
   Al llegar, nos regalaron en la oficina de turismo un abono de autobuses para turistas. ¡Menos mal! Porque el albergue estaba lejísimos. Al llegar a la dirección, nos encontramos con un gimnasio. Extrañados, preguntamos y, sí, era allí. El gimnasio tenía extrañas habitaciones en una pieza de plástico, incluido el baño. Por la noche, nos entretuvimos comprando en una pequeña tiendecita, con un señor muy simpático, que cerró media hora más tarde explicándonos palabras de su idioma. Y cenamos un plato típico de carne picada, verdura y salsas que era una delicia. Nos acostamos pronto, que al día siguiente nos esperaba mucho turismo, muchas cervezas, y un extraño encuentro.
   La bruja sacó al cuervo y al duende de sus respectivas jaulas y fue como si se esfumara. Eso, o nosotros perdimos por completo todo interés en ella.
   La cara de la marioneta era la de un niño travieso que sabes que te la va a jugar en cuanto te vuelves; quizás la de un duendecillo malicioso. No sé si fue en aquel primer momento, creo que sí. De inmediato, Mária le puso Pumuky de nombre, como aquel bicho peligroso de la serie checoslovaca.
   Nos fuimos al cercano castillo. Para subir al castillo de Liubliana, hay que utilizar un dragón. El dragón es el símbolo de la ciudad, pero nadie nos supo explicar por qué. Los tres, los cinco, mejoro dicho, nos subimos a lomos de él, y nos dirigimos a la fortaleza. 

Este cuento medio verídico es el inicio de una aventura mucho mayor, los viajes de Pumuky Viajero. Si quieres conocer la historia de esta marioneta y sus miles de viajes, visita su propio Blog.

jueves, 14 de abril de 2016

¿Y yo cómo me bajo del autobús?

Anoche, al bajar del autobús, me encontré con esta sorpresa.
¡Vaya contenedor bien situado! Lo curioso, es que existe otro contenedor de la recogida de basuras municipal unos metros más allá. Por lo tanto, desconozco si este también es de Valoriza o es privado. Sea como sea, no puede estar en la parada.

miércoles, 13 de abril de 2016

El Viejo Logan

 
Leo mucho últimamente, y quizás por eso no me da tiempo a escribir demasiado, bueno a escribir demasiado más allá de lo que estoy hacieno en Pumuky Viajero.
Entre mis lecturas, varios libros al mismo tiempo, y algún cómic. He decidido hacer algún comentario por lo menos por aquí de las lecturas que acabo. Poco a poco, vamos a recuperar el blog y la crítica. Comenzaré por un cómic, por El Viejo Logan.
Paseaba el otro día por el Casco y me topé con la tienda de cómics, Nivel 426. Entré y no había demasiado que me llamara la atención. Pero revisándolo todo, cogí el tomo del Viejo Logan. Había oído mucho hablar de él y pensé que era un buen momento para pillarlo. Juan Carlos, el dueño de la tienda me dijo que era una buena aventura, a lo Mad Max, y que lo bueno que tenía era que se leía solo, en cuando que tuvieras un par de horas, lo acababas.
Fueron unos comentarios de lo más acertados. El Viejo Logan es un road-comic, si no existe el término, me lo invento, muy adictivo. Vamos, que una vez lo empiezas, lo quieres terminar en un rato. A mí personalmente me gustó muchísimo el dibujo de Steve  McNiven, creo que muy superior al totalmente predecible guión de Mark Millar; sobre todo, aquellos anocheceres en el desierto.
La historia no tiene mucho chiste: existe una Norteamérica apocalíptica dentro de cincuenta años (claro, el mundo es Norteamérica, no os vayáis a pensar que hay más mundo, que no), que se reparten los mayores villanos. Todos los héroes han muerto, salvo un Logan totalmente sumiso y pacifista, y Ojo de Halcón, del que pasaron los malos al matar a los buenos. Para tener dinero para el alquiler y salvar a su familia de los descendientes de Hulk, Logan y Ojo de Halcón inician un viaje de negocios.
Según vas leyendo la historia, vas más o menos prediciendo lo que va a pasar, y te da la sensación de que se te acaba el cómic y no termina de arrancar, que se pierde en los detalles y no termina de explotar. Hasta que llega el final que todos sabíamos que llegaría, y deja en el aire una segunda parte.
No entiendo muy bien el éxito de este cómic, que casi se ha mitificado, más allá de los dibujos de McNiven y la creación seria de una distopía bien montada, que no parece muy normal en Marvel. Aún así, lo dicho, se lle muy bien y engancha, a ver si ocurre algo todo el rato.

sábado, 9 de mayo de 2015

Resucitados, mi regalo de cumpleaños

La vi en francés subtitulada, y ahora que la estrenan en España, la volveré a ver en castellano, a la espera de que saquen la segunda temporada.
El jueves, el día de mi cumpleaños, por fin tenemos Les Revenants, una serie francesa que se ha llevado multitud de premios y parabienes, y que incluso ha tenido un remake americano que, casualidades de la vida, se estrenó antes aquí, pero que yo no me he atrevido a ver.
Les Revenants es una serie de muertos que vuelven a casa, pero nada tiene que ver con los zombies. Es una serie de emoción, algo de miedo, y mucha intriga, en la que sorprende la actuación de muchos de los actores, la trama cada vez más enrevesada y una banda sonora que pone los pelos de punta.
En definitiva, para todos aquellos que me preguntáis qué serie pueden ver, aquí os recomiendo una.
Os dejo con el tráiler (que tiene algún spoiler), aunque, eso sí, no lo he encontrado en castellano. Habrá que esperar hasta el jueves, jejeje.

jueves, 23 de abril de 2015

Videodenuncia de falta de luz en el Polígono

Un vídeo que grabé el otro diasa mientras andaba desde la parada de autobuses a mi casa. Es el barrio del Polígono, el más poblado de Toledo. La oscuridad es total, y la ruina y el abandono también.

martes, 30 de diciembre de 2014

Anécdotas y pifias del Hobbit 3

Venga, paso de hacer críticas. Después de ver en el cine El Hobbit 3, he detectado varias pifias y algunas curiosidades. Por supuesto que es una gran peli, pero tenemos que olvidarnos del libro, porque es una historia totalmente diferente. Pongámonos a razonar, teniendo en cuenta las siguientes pelis y demás. Por supuesto, que todo lo que viene a continuación son SPOILER.
  • La verdad es que se me ocurrió esta entrada tras ver la gran pifia final. Su padre manda a Légolas a buscar al joven Aragorn. Sin embargo, no me salen las cuentas. Resulta que Bilbo tiene 51 años cuando empieza El Hobbit, y 111 cuando empieza El Señor de los Anillos. Por lo tanto, si Aragorn, ya es un joven, (pongamos quince años), en las tres siguientes pelis tendría 75 años. ¿Cómo es posible que no se haya dado cuenta nadie de la peli de este fallo?
  • Otra cosa que me pregunté al ver la tercera peli. Si tan fácil era matar un dragón, sólo había que acertar con la flecha, ¿por qué no disparaba un elfo? Así no fallaban.
  • Una curiosidad. El mago Radagast es el Doctor Who. Es el actor Silvester McCoy. Claro que Gandalf es Magneto y Elrond el agente Smith.
  • Con los pocos humanos que consiguen sobrevivir de la ciudad en llamas, hay que ve los que sobreviven luego de la batalla.
  • Hablando de la batalla. ¿Cómo es que los malos atacan todo menos la montaña? Que al fin y al cabo es lo que buscaban.
  • Por cierto, ¿veis que Gandalf ya tiene su aniño? En El Señor de los Anillos lo consigue cuando derrota al Balrog.
  • A, y eso de que lo cojan prisionero y no lo maten, sino que lo dejen ahí enjaulado... Y también es casualidad que cuando ataquen los Nazgul, Galadriel esté desmallada y no pueda matarlos.